Los Estados Generales

Publicado: 13/06/2011 en Estados Generales, Revolución Francesa
Etiquetas:,
CONVOCATORIA Y REUNIÓN DE LOS ESTADOS GENERALES 
FRANCIA – 1788/1789

“Se hace necesario una convocatoria de nuestros fieles súbditos para que nos ayuden a superar las dificultades económicas. Hemos decidido convocar a los Estados de todas las Provincias para que puedan transmitirnos sus deseos y problemas. Cualquier tipo de abuso será corregido.”                                                                                  

   Luis XVI, agosto de 1788

La convocatoria de los Estados Generales prometida por el rey promovió un gran entusiasmo en el Tercer Estado, que, hasta entonces había seguido a la aristocracia en su rebelión contra el absolutismo. Pero cuando el Parlamento de  París, el 21 de setiembre de 1788, dio un decreto según el cual los Estados Generales quedarían  “convocados de manera regular y se compondrían según la norma observada en 1614”, se rompió la alianza entre la aristocracia y la burguesía.

El partido patriota se puso a la cabeza de la lucha contra los privilegiados. Formado por hombres nacidos de la burguesía, juristas, escritores, hombres de negocios, banqueros, a los que se sumaron los privilegiados que habían adoptado las nuevas ideas. Igualdad civil, judicial y fiscal, libertades esenciales, gobierno representativo, tales eran sus reivindicaciones principales.

La propaganda electoral se preparó con gran entusiasmo  y llegó a todos los rincones de la sociedad. 

(Ver por ejemplo: http://es.scribd.com/doc/19977847/SIEYES-EJ-QUE-ES-EL-TERCER-ESTADO)

La duplicación de  los diputados del Tercer Estado fue el punto esencial sobre el que se apoyó la propaganda: el Tercer  Estado tenía que tener  tantos diputados como la nobleza y el clero reunidos, lo que implicaba el voto por cabeza y no por orden.

Los Notables (nobleza aristocrática) se declararon en pro de los criterios antiguos. Pero el Parlamento aceptaba por decreto del 5 de diciembre de 17888 la duplicación del Tercer Estado; sin embargo no se pronunciaba respecto al voto por cabeza. Necker, ministro de Hacienda de Luis XVI, aceptaba esta posición, con lo cuál se ganó la simpatía del Tercer Estado.

En total los diputados fueron 1165: 578 por el Tercer Estado. 291 por el Clero  y 270 por la nobleza.

REUNIÓN DE LOS ESTADOS GENERALES.

La sesión de apertura tuvo lugar el 5 de mayo de 1789. Nada se habló del procedimiento de votación. En

 su discurso de inauguración el rey alertó sobre el espíritu de innovación. El Tercer Estado se retiró decepcionado y frente a las dudas de la monarquía tuvo conciencia de que solo podía contar con sí mismo. La duplicación no significaba nada si la deliberación y el voto por estamento se mantenían.

Al otro día el Tercer Estado se negó a reunirse de forma separada.  La nobleza rechazaba el voto por cabeza por 141 votos contra 47; el clero decidió por 133 votos contra 114 mantener el procedimiento antiguo.


El 10 de junio Sieyes promueve un último intento: invitar a los demás diputados a unirse para deliberar en conjunto. A partir del 12 de junio comenzaron a acercarse diputados del clero, primero tres y luego 16 párrocos se unieron al tercer estado.

Nuevamente Sieyes  (junto con Mirabeau y otros diputados) impulsó la idea de transformar la reunión de los Estados Generales en Asamblea y el 17 de junio se ratifica la adopción del título ASAMBLEA NACIONAL.

Reelaboración de SOBOUL; “Historia de la Revolución Francesa”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s